Génesis de `hacer la pelota´

Hoy en el autobús tenía claro que quería escribir, sin embargo, no me venía la inspiración; al final terminó llegando.

Momentos reflexivos con aprendizaje nos encontramos todos los días, sería bueno apuntar en un cuaderno qué hemos aprendido antes de ir a dormir, vamos… otro propósito para este nuevo año. Que no decaiga esa lista. Sé que la tenéis aún presente, que no hace mucho que estrenamos mes y calendario. Imaginen cuántas cosas tendríamos por escribir y, por supuesto, cuánta atención con la que descubrir algo enriquecedor cada día. Puede ser una terapia para estos tiempos oscuros.

El caso es que hoy descubrí algo curioso que me gustaría compartir con ustedes. Mi compañera de piso, estudiante Erasmus, y yo estábamos en la cocina preparando la cena cuando me relató una experiencia que había ocurrido en su clase. Y claro le especifiqué que en España hay una expresión para ello: “hacer la pelota”, en este caso, a la profesora o el profesor. Es decir, adular a una persona para obtener unos beneficios determinados.

-¿Sabes el porqué de la expresión?- me preguntó intrigada.

-Pues no, voy a buscarlo y te comento- le dije con cierta curiosidad.

¡Qué me iba a imaginar yo lo que me iba a interesar! Me encontré con varias explicaciones en  San Gººgle.

***

Por lo leído se indica que pellote es un término medieval que hacía alusión, al hecho de ir a cuerpo, a ir vestidos en casa con el típico pellote o pelote, que a resumidas cuentas era ir desnudos, estar en carnes o en cueros. El Arcipreste de Hita y Cervantes, entre otros, empezaron a usar el concepto en sus obras literarias. Luego con el tiempo, obviamente se fue transformando, y se empezó a emplear que mujeres y hombres iban en pelota.

El vulgarismo nació unos siglos después, cuando se registraba en pelotas siendo vinculado a los genitales masculinos (los testículos).

Nos vamos a la RAE (Diccionario de la Real Academia Española) y en la acepción ocho descubrimos que se hace referencia a la prostituta. Y en la novena aparece el vulgarismo. Si aunamos los términos “hacer la pelota” y sendas acepciones, se deduce claramente una expresión con connotación peyorativa.

Se cuenta que el chulo, recibía también el nombre de pelote, mientras que ellas, las prostitutas o mujeres públicas, recibían el de pelotas (nos derivan a uno de los primeros diccionarios de la RAE). Debían de hacer bien su trabajo, debían de adular bien a su clientela para obtener beneficios, y que volvieran a consumir el servicio.

Que curioso oye, jamás me pregunté el génesis de esta frase tan bien insertada. Lógico que con el tiempo haya mutado, en la actualidad se asocia al mundo educativo, al laboral… pero que quede claro que los cimientos denotan la visión androcéntrica base del patriarcado. ¿No?

***

 

captura-de-pantalla-2017-01-21-a-las-21-07-30

captura-de-pantalla-2017-01-21-a-las-21-07-40

Real Academia Española (RAE): http://dle.rae.es/?id=SPdVcPX|SPeziQe

***

Otra de las explicaciones se remonta al reinado de Felipe VII, dicen que no era bueno jugando al billar y que sus contrincantes se dejaban ganar…

A colación de nuestro blog la primera explicación me invita a una mayor reflexión. Queda anotado aquí el aprendizaje del día.


  • Ilustración extraída de:

          http://teachingliteracy.tumblr.com/post/19152606800

  • Fuentes consultadas:

          http://www.yorokobu.es/hacer-la-pelota/

          http://www.1de3.es/2007/09/06/hacer-la-pelota/

          https://es.wikipedia.org/wiki/En_pelota

          https://expresionesyrefranes.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s