Sueño que no es poco

En un mundo enfrentado entre unos y otros,

donde la mujer pierde cualquier atisbo de poder desarrollar su capacidad o simplemente una vida digna,

nos encontramos con profundas contradicciones entre las mismas personas que desean liberar al pobre, al mendigo, refugiados o atados en el neoliberal proceso de perpetar la esclavitud con nuestra sangre, nuestro sudor, nuestras vidas….

Las mujeres portadoras de vida, de cuidados, pendientes de la colectividad y solas.  Pero que se necesitan, y se echan de menos.

Podemos repensar un mundo colectivo, donde los enfrentamientos no se den, sin esa cultura tan intrincada en nuestras entrañas de feroz competición, donde sólo los mejores siguen en pie.

Nos podemos atrevér a soñar con un mundo distinto, en medio de la lucha por tener una pieza de pan, por un sueño roto, por cajones repletos de esperanzas perdidas.

Nos podemos permitir soñar, en la sociedad depredadora…… sin ti sin mí no somos nadie.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s